Copenhagenize

¿Qué es Copenhagenize?  Originalmente surgió en 2006 como un blog con fotografías de ciclistas urbanos en Copenhague. Personas normales con ropa normal (no ropa de ciclismo, sino vestidos de traje, con tacones, etc.) en sus desplazamientos cotidianos. El blog tuvo mucho éxito, y sirvió para difundir internacionalmente la cultura ciclista de Copenhague, el lugar de referencia como “ciudad de las bicis”. Así nació Cycle Chic, que transformó totalmente la imagen de la bici. La clave, fue romper con la idea de bicicleta=objeto deportivo+lycra+sudor, y transformarla en bicicleta=transporte eficiciente+cotidianeidad+elegancia.

La cantidad de sitios web inspirados en Cycle Chic creció exponencialmente hasta alcanzar más de 250 blogs en todo el mundo. Los mejores están agrupados en The Cycle Chic Republic, que convoca una conferencia anual donde los respectivos propietarios de los blogs se reúnen para discutir el desarrollo futuro de Cycle Chic y el impacto socioantropológico que ha tenido en las ciudades (siguiendo este movimiento, en Madrid surgieron Madrid Cycle Chic y Madrid Cycle Cuqui).

chica-con-abrigo-montando-en-bici-con-tacones-biciclo-madrid

Chica elegante pedaleando por Madrid. ¡La elegancia no está reñida con la eficiencia!

Su creador, Mikael Colville-Andersen, periodista y arquitecto, ha acabado convirtiéndose en un gurú de la movilidad en bici. En 2009, Colville-Andersen fundó Copenhagenize Design Company. Desde entonces, junto con su equipo de expertos, Copenhagenize asesora a ciudades de todo el mundo sobre planificación urbana, infraestructuras y estrategias de comunicación con respecto a la bicicleta, desde la implementación de rutas seguras a las escuelas y el uso de bicicletas en el currículo escolar, hasta la elaboración de planes maestros de mejores prácticas en el transporte urbano para las ciudades.

Actualmente, existe una oficina Copenhagenize Barcelona en las instalaciones del recién inaugurado BiciHub, el primer centro de referencia de España especializado en el desarrollo de la bicicleta como modo de transporte en la ciudad y referencia de la movilidad sostenible, impulsado por la cooperativa Biciclot.

La idea principal de Colville-Andersen es conseguir ciudades más amables y habitables, más humanas, simples y coherentes desde un enfoque antropológico.

Morten Kabell, director ejecutivo de Copenhagenize Design Co., en una entrevista para la revista alemana RadCity, explicaba que el 62% de los habitantes de Copenhague se desplazan diariamente en bici; pero la mayoría, como él mismo, no se sienten ciclistas. No se trata de ciclismo, según él, sino de eficiencia en el transporte, de seguridad y salud. Una ciudad amable y sostenible para las personas que la habitan. Kabell entiende que hay desplazamientos que de forma ineludible deben realizarse en coche, pero que hay que eliminar la gran mayoría del tráfico motorizado que lo hace por “pereza” y que fácilmente podrían usar otros medios como el transporte público o la bicicleta.

Se trata de implementar la infraestructura correcta, que se adapte a los patrones naturales de movimiento de las personas; es decir, carriles bici sin obstáculos, preferencia de paso a los ciclistas, etc. Apunta que, teniendo una infraestructura ciclista lógica y ágil, las personas no se verán obligadas (por miedo u otros motivos) a incumplir las normas de circulación como subir a la acera, saltarse semáforos, circular en dirección contraria, etc.

mapa-analisis-copenhagenize-desire-lines

Análisis de Desire Lines de Copenhagenize

Una parte importante y sumamente interesante de los proyectos que lleva a cabo Copenhagenize, incluye lo que ellos han llamado “Desire Lines Analysis”. Consiste básicamente en comprender los patrones de comportamiento de los usuarios más vulnerables de las vías (como son ciclistas y peatones) para proponer cambios estructurales (como rediseñar las intersecciones de las calles) que se ajusten a las necesidades de una ciudad más habitable.

El fotógrafo Jan Dirk Van der Burg tiene una serie de fotografías y un vídeo muy ilustrativos sobre Desire Lines:

desire-lines-del-fotografo-jan-dirk-van-der-burg

Desire Lines de Jan Dirk Van der Burg

En Madrid nos enfrentamos a un gran problema. Si quieres convertir la bicicleta en algo mainstream, accesible a la gran mayoría, necesitas infraestructuras ciclistas; es decir, carriles bici. Hacer que las personas se sientan seguras y cómodas (desde niños a ancianos, personas con diversidad funcional, etc.). No lo decimos sólo nosotros, ya veis que lo dicen los expertos, con una larga trayectoria en este ámbito.

En esta línea de reivindicaciones, esta semana ha tenido lugar en Madrid el acto de presentación de la propuesta Por una Red Ciclista para 2021, organizada por la asociación Pedalibre. Según Miguel de Andrés, responsable de Movilidad Urbana en Pedalibre, es imprescindible una red ciclista que “haga de la bicicleta un transporte urbano relevante en Madrid al alcance de todo el mundo. Formada por carriles exclusivos y suficientemente protegidos del resto del tráfico. La red propuesta, realizable en 2 años, pretende reducir la dependencia de los medios motorizados contaminantes, crear una verdadera alternativa de transporte para Madrid, consolidar la bicicleta y avanzar hacia un modelo de movilidad sostenible”.

Las grandes arterias de nuestra ciudad como son el Paseo de la Castellana, Delicias, las Rondas, Príncipe de Vergara, Alcalá, Princesa o Doctor Esquerdo, entre otras, contarían con este carril bici separado del tráfico y se interconectarían formando esta Red Ciclista tan necesaria para nuestra seguridad.

Los demás ponentes, Floridea Di Ciommo (urbanista y especialista en modelos de redes accesibles y conexas de CambiaMO), David Lois (profesor de Psicología Social de la UNED e investigador del Centro de Investigación del transporte UPM) y Manuel Calvo (socioecólogo y consultor en sostenibilidad, impulsor de la Red Ciclista de Sevilla) arrojaron luz también sobre conceptos como la equidad en la planificación de toda infraestructura ciclista y el papel fundamental de las redes ciclistas para promover el uso generalizado, inclusivo y cotidiano de la bici, como la revolución que supuso en Sevilla en sólo dos años la construcción de una Red Ciclista Básica, que la llevó a situarse en 2011 en el cuarto puesto del Índice Copenhagenize, un ranking que valora las ciudades más bike-friendly del mundo.

Por desgracia, Madrid no aparece en este listado. No estamos ni de lejos cerca de aparecer. Según palabras textuales del fundador de Copenhagenize, en su reciente visita a nuestra querida ciudad, comenta: “Estoy en Madrid, una gran capital europea donde están empezando a pasar cosas y, si hay una ciudad en la que es necesario un cambio, esa es Madrid. Es una jungla de asfalto

Con imágenes de Neptuno y la Puerta de Alcalá, compara cómo las dos primeras son un fracaso urbanístico (rodeadas por tráfico ensordecedor que no deja acceder ni disfrutar de estos monumentos históricos) en contraste con la Plaza Mayor, un éxito y un acierto según Colville en comparación con el resto de la ciudad, por estar cerrada al tráfico y ser totalmente peatonal. Siente que Madrid es básicamente “asfalto, con algunos edificios de por medio” y pone de manifiesto lo ruidosa que es, prácticamente gritando a la cámara para hacerse oír, sentado en un banco en el Paseo del Prado: Madrid es el agujero negro del ciclismo en Europa (…) hoy hemos visto sólo treinta bicis que, para ser un día de diario en una gran ciudad europea, es un número increíblemente bajo”.

Así define el estado crítico actual de nuestra ciudad, y finaliza explicando que Madrid está muy retrasada en muchos aspectos cuando la comparas con otras ciudades alrededor del mundo… Hay mucho por hacer, realmente es escandaloso… Quitar todo este asfalto, poner muchos carriles bici… ¡¡¡Sólo hemos visto un carril bici!!! Y algunos Ciclocarriles espantosos que no sirven para nada… Este es el camino que debería seguir Madrid; tenéis grandes planes, pero olvidáis lo más obvio: una RED DE INFRAESTRUCTURAS CICLISTAS”.

Nos entristece profundamente que esta eminencia de la movilidad hable tan duramente de nuestra ciudad, pero está en lo cierto. Nos queda muchísimo por hacer.

 

Por: Isis Mas

 

Por | 2019-02-11T10:48:34+00:00 febrero 9th, 2019|Categorías: Sin categoría|Sin comentarios

Deje su comentario