En Bici al Trabajo. Red de Ciudades por la Bicicleta

La Red de Ciudades por la Bicicleta es una asociación compuesta por entidades locales que tiene por objeto la generación de una dinámica entre las ciudades españolas con el fin de facilitar, hacer más segura y desarrollar la circulación de los ciclistas, especialmente en el medio urbano.

Fue creada en el 2009 durante la celebración de las II Jornadas de la Bicicleta Pública en Sevilla. Actualmente son 116 los socios de la entidad, que representan a 550 ciudades españolas.

Apertura de la Jornada Técnica Internacional “En bici al trabajo” en el salón de actos de la sede de la EMT en Madrid

Los objetivos de la Red son:

  • Impulsar iniciativas para conseguir que el desplazamiento en bicicleta sea más seguro.
  • Intensificar la promoción de la bicicleta y desplegar su potencial.
  • Incrementar las infraestructuras para el uso de la bicicleta.
  • Defender el potencial de la bicicleta como vehículo silencioso, limpio, asequible y sostenible ante la opinión pública.
  • Promocionar el uso de la bicicleta como herramienta de movilidad alternativa al coche y a la moto en los desplazamientos cortos.

El pasado viernes 30 de noviembre Biciclo asistió a la Jornada Técnica Internacional “En bici al trabajo” en el salón de actos de la sede central de la EMT en Madrid.

Ponencia de Claire Schreiber en la Jornada Internacional “En bici al Trabajo”

Claire Schreiber, representante del proyecto homónimo francés Club des villes et territoires cyclables, y Marieke Maes del equipo de Traject Mobility Management en Bélgica, abrieron la sesión compartiendo su experiencia con las medidas que han implementado para mejorar la movilidad de sus ciudades, incrementando el número de personas que se desplazan en bici al trabajo.

En Francia, actualmente, está en marcha el IKV (Indemnite Kilometrique Velo): un sistema de incentivos donde, las empresas que lo deseen de forma voluntaria, abonan a sus empleados 0,25€ (libres de impuestos) por cada kilómetro recorrido en sus desplazamientos en bicicleta al trabajo. La empresa, a cambio, se beneficia de exenciones fiscales. La ganancia para los empleados que recorren de media unos 10 km al día (5 de ida y 5 de vuelta), es de unos 40€ al mes. Las empresas que pusieron en funcionamiento el plan, consiguieron doblar el número de trabajadores que se desplazaban de este modo.

Sistema francés de incentivos IKV (Indemnite Kilometrique Velo) por cada kilómetro recorrido en los desplazamientos en bicicleta al trabajo. Jornada Internacional “En bici al Trabajo”

Además de las exenciones fiscales, existen muchas otras ventajas derivadas de estas prácticas, como la reducción de hasta un 15% del absentismo por enfermedad (ya que las y los ciclistas gozan de mejor salud, sin hablar ya del ahorro que supone en la sanidad pública) o el aumento de la puntualidad (y por tanto el tiempo efectivo de trabajo de los empleados y la productividad), ya que las bicicletas no se ven afectadas por los atascos del mismo modo que el tráfico motorizado.

En el plano público, a partir de 2020, el gobierno concederá un subsidio de hasta 200 euros anuales a los funcionarios que utilicen la bici por motivos profesionales. Además de estas medidas, se prevé la ampliación de infraestructuras ciclistas, un registro bicis que evite robos, y la inclusión de la bicicleta en los programas educativos, de modo que todos los niños y niñas de 12 años sepan ya circular en bicicleta.

 

Ventajas del IKV: mejora la imagen de la empresa, mejora la puntualidad de los empleados, mejora la productividad y el estado de ánimo, y disminuye el absentismo laboral

Mientras tanto en Bélgica, por ley, tanto las compañías públicas como privadas tienen la obligación de compensar a sus empleados por el gasto que les suponga el desplazamiento al trabajo en transporte público y, como no existe un límite monetario, los trabajadores que viajan en bicicleta pueden llegar a ganar una media de 350€ libres de impuestos al año.

Entre otras medidas disuasorias del uso del vehículo privado motorizado (además de ser más caro el parking de coches), el número de plazas de aparcamiento en las empresas está limitado, de modo que deben ceder una parte del espacio a parking de bicis o a parking comunitario de vecinos o, si estas condiciones no se cumplen, deben pagar una multa de 400€.

Marieke Maes, explicando la necesidad de limitar el número de plazas de aparcamiento de coches en los lugares de trabajo, favoreciendo a las bicis

Al igual que en Francia, en Bélgica también existen beneficios fiscales para empresas y, de forma periódica, se realizan campañas para probar y promocionar nuevos modelos de bici como las “cargo bikes” (bicis de carga) de forma gratuita.

Además, cada 3 años, las compañías están obligadas a hacer un análisis de la movilidad de sus empleados y, en ciudades como Bruselas, incluso deben tener integrado un plan de mejora de esta movilidad.

Según la representante belga, Marieke Maes, además de todas las medidas anteriores, es imprescindible involucrar a las empresas (por ejemplo haciendo concursos internos de movilidad que motiven a los empleados), incluir a los medios de comunicación en la divulgación de las mejoras adoptadas (conseguir que la gente sepa qué opciones tiene, qué carriles bici existen, etc.), tener una buena red de transportes (con información de fácil acceso) para favorecer los desplazamientos intermodales, y ampliar siempre que sea posible las infraestructuras (por ejemplo convirtiendo calles de un solo sentido en carriles bici, etc).

Después de la experiencia belga y francesa, algunos ayuntamientos de la Red en España compartieron también las medidas que cada uno estaban llevando a cabo en sus localidades.

El Área Metropolitana de Barcelona (AMB), junto con los ayuntamientos, además de seguir desarrollando infraestructuras para las bicicletas, lleva desde 2015 impulsando servicios asociados, con el proyecto Biciempresa: parking de bicis seguros (Bicibox), bicicletas eléctricas subvencionadas, y vías ciclables con conexiones interurbanas. Las empresas que deciden participar y son seleccionadas, obtienen la cesión, el mantenimiento y el seguro de las bicicletas para el desplazamiento de los trabajadores durante seis meses, un curso de formación, y publicidad y promoción por la participación en el proyecto. Finalizados los seis meses, se ofrecen varias opciones para seguir adelante: alquiler de las bicis por parte de la empresa o del ayuntamiento, o compra de las bicis por parte de la empresa o el trabajador con subvención de AMB de hasta 250€ por bicicleta eléctrica.

Ponencia del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) sobre el proyecto Biciempresa. Jornada Internacional “En bici al Trabajo”

La Diputació de Barcelona, por otro lado, organiza para sus empleados cada año la actividad “Agafa la Bici” (Coge la Bici) dentro de la Semana Europea de la Movilidad Sostenible. La iniciativa, quiere ser un ejemplo para la ciudadanía y las organizaciones públicas y privadas con el fin de animar a utilizar medios de transporte alternativos al vehículo privado y emprender actuaciones similares que favorezcan una movilidad más sostenible en el ámbito de los desplazamientos laborales. Uno de sus objetivos prioritarios es impulsar el Plan de Desplazamiento de Empresa (PDE). El día de la actividad, los trabajadores que eligen ir en bici, tienen a su disposición cinco carpas de encuentro en los principales centros de trabajo, donde reciben desayuno gratuito, un obsequio (cinta reflectante, una fiambrera, chapas), servicio de guarda-bicis y reparación/mantenimiento (si es necesario), y tarjetas BICING para aquellos que no disponen de bicicleta. Adicionalmente, reciben un curso teórico-práctico de 5 horas en horario laboral de conducción urbana segura y mecánica básica de la bicicleta.

La actividad “Agafa la Bici” dentro de la Semana Europea de la Movilidad Sostenible en Barcelona. Jornada Internacional “En bici al Trabajo”

Al igual que en Barcelona, el Ayuntamiento de Calpe también ha querido involucrar a sus empleados para dar ejemplo a la ciudadanía. En este caso, las medidas adoptadas incluyen: aparcamientos para bicis en las dependencias municipales, un contador de kilómetros en la web del ayuntamiento que motiva a los trabajadores, y una flota de cinco bicicletas eléctricas y una bici de carga bajo préstamo gratuito durante dos meses. Finalizado este plazo, tienen la opción de seguir con el préstamo o comprar la bici con subvención.

Nuevos aparcamientos para bicis instalados por el Ayuntamiento de Calpe. Jornada Internacional “En bici al Trabajo”

La fórmula propuesta por el Concello de Ourense, es un plan de movilidad participativo (“Móvete x Ourense”), donde han conseguido implicar a más de 10000 vecinos, asociaciones, y diversos grupos políticos. De este proceso participativo se desprende un documento con 21 medidas consensuadas que favorecen al peatón y la bicicleta, como cortes de tráfico semanales, limitación de la velocidad máxima a treinta kilómetros por hora en todo el casco urbano, la ampliación de zonas peatonales y parkings de bicis, la creación de una red de aparcamientos disuasorios para coches, la revisión del transporte público, y la creación de sendas ciclistas.

Plan de movilidad participativo “Móvete x Ourense”

El Ayuntamiento de Sevilla propone otra serie de medidas, como por ejemplo: que las empresas con más de 50 empleados tengan bicicleteros (lugares para guardar bicis), que sea obligatorio un plan de movilidad para grandes centros (hospitales, estadios de fútbol, universidades, centros comerciales…), o que se bonifique a los empleados con tiempo libre (siempre dentro de la legalidad) por sus desplazamientos a pie, en bicicleta o transporte público.

El Ayuntamiento de Alcobendas ha creado una “Oficina de la Bicicleta” que ofrece talleres de concienciación y formación de conducción en bicicleta; además, atiende el servicio de bici-registro (una base de datos que permite la identificación de las bicicletas robadas), el mantenimiento de los carriles bici, y colabora con las empresas de alquiler de bicicletas sin base fija. Trabajan también con el proyecto Stars, para promover los desplazamientos activos al colegio (es decir, en bici o andando) y ayudan a las empresas que lo deseen con sus planes de movilidad, bonificándoles con una reducción de impuestos.

Oficina de la Bicicleta en Alcobendas

Por otro lado, desde el Grupo de Movilidad al Trabajo (GT-3 ) de Conama (Congreso Nacional de Medio Ambiente) celebrado hace unos días, se ha firmado un convenio de colaboración con IDAE para actualizar la Guía PTT del IDAE de 2006, creando una plataforma/portal web donde se recoja la problemática de la movilidad al trabajo y se ayude a las empresas a desarrollar medidas para promover una movilidad más sostenible de sus trabajadores y vehículos: modelos de cuestionarios, buenas prácticas, etc. Uno de los objetivos complementarios es desarrollar una calculadora de costes de la movilidad de cada uno de los modos y contenido audiovisual.

Algunas de las conclusiones que se extraen son:

  • La necesidad del acceso a la información y el análisis sobre la movilidad al trabajo, por parte del INE
  • Destacar el PMUS (Plan de Movilidad al Trabajo) de cada ayuntamiento en su página web junto con las medidas que se están llevando a cabo para implementarlo.
  • El papel de las administraciones dando ejemplo con planes de movilidad en sus centros de trabajo: Caso de la Diputación de Barcelona y EMT de Madrid.
  • Necesidad de cursos de formación de gestor de movilidad, en este sentido CC.OO. tiene una clara estrategia.
  • Necesidad de una legislación que promueva la obligación de desarrollar los PTTs (Planes de Transporte al Trabajo) y dar incentivos a empresas y ciertas movilidades: pie, bicicleta, transporte público, viaje compartido en coche.

Entrada del Congreso Nacional del Medio Ambiente (CONAMA) con la iniciativa VenUenBici, un parking de bicis gratuito para eventos

Finalmente, desde la Secretaría de Medio Ambiente y Movilidad de CCOO, exponían una serie de demandas con derechos fundamentales para todos los trabajadores:

  • Disponer de itinerarios y espacios seguros para sus desplazamientos en bicicleta (ya que la mayor parte de los accidentes en coche se producen in itinere; es decir, de camino al trabajo)
  • Instalación de aparcamientos de bicicletas seguros y accesibles
  • Disponer de bicicletas de empresa para desplazamientos laborales.
  • Disponer de espacios habilitados para cambiarse y/o ducharse, taquillas, etc.
  • Tener lugares de reparación de bicicletas en las propias empresas.

En definitiva, todas estas iniciativas demuestran que el futuro de las ciudades ya no es el coche. En Madrid, ya se están tomando medidas como Madrid Central, o el rediseño de Gran Vía, tal y como os anunciábamos en el post de octubre del año pasado, dentro de las 30 medidas del plan A contra la contaminación del Ayuntamiento de Madrid.

No obstante, es necesario seguir adelante con el desarrollo de estas medidas, y trabajar todas y todos juntos para que se pongan en práctica de la forma más efectiva posible, sin olvidar que aún queda mucho por hacer, como…

  • Carril Bici Castellana
  • Carril bici en Gran Vía
  • Educación vial voluntaria para adultos (normas de circulación y prácticas de conducción con tráfico)
  • Exenciones fiscales a las empresas que fomenten la movilidad ciclista de sus empleados como las citadas arriba
  • Mayor peatonalización de algunas calles
  • Programa En bici al Trabajo en el que se hagan descuentos en la compra de bicis a las personas que van al trabajo en bicicleta, como el Cycle to Work inglés

La plataforma Carril bici Castellana despliega una gran pancarta en la Fiesta de la Bicicleta de Madrid, reivindicando el carril bici.

 

Por: Isis Mas

Por | 2018-12-17T00:15:24+00:00 diciembre 10th, 2018|Categorías: Sin categoría|Sin comentarios

Deje su comentario