Cementerios de bicicletas

Hace unas semanas, con menos de un año de servicio en Madrid, la empresa OFO de alquiler de bicicletas compartidas, o “el Uber de las bicicletas” como lo llaman algunos, ha abandonado España. El jefe de operaciones de OFO en la capital, lo atribuye al vandalismo y la falta de infraestructuras; sin embargo, esta retirada parece más bien una estrategia comercial. A partir de ahora, la empresa sólo operará en tres ciudades europeas: París, Milán y Londres: “OFO ha tomado una decisión estratégica para centrarse en mercados prioritarios a nivel internacional. Nuestra rápida expansión en el último año nos dio la oportunidad de comprender mejor el negocio global. Nuestro enfoque ahora está en avanzar hacia la rentabilidad”.

Bicicletas-ofo-vandalismo-madrid-rio

Vandalismo en la ciudad. Bicicletas de la empresa OFO arrojadas al río Manzanares

En febrero de este año, precisamente, hablábamos en Biciclo de la verdad sobre las OFO Bikes. En principio, el atractivo de estas bicis radica en la facilidad de uso a través de una app, la cercanía, el hecho de poder dejarla en cualquier lugar, y el precio. Desde Biciclo, nos preguntamos por la sostenibilidad de este tipo de negocios. ¿Son realmente una apuesta por la movilidad sostenible, o un reflejo de la cultura de consumo desmedido? ¿Cuál es el ciclo de vida de estas bicicletas?

Bicicletas-abandonadas-descampado-China

Bicicletas amontonadas en un descampado en China. A lo largo de 2017 se arrojaron 30.000 bicis en este descampado de Zhongxing Road

Según el portavoz de OFO, “Hemos alcanzado los 100.000 usuarios y 200.000 desplazamientos, que suponen un ahorro de 180 Toneladas de CO2 a la atmósfera” De acuerdo pero, ¿qué pasa con las bicis retiradas? Cuál es el coste ambiental de fabricación y posterior retirada cuando dejan de utilizarse? ¿Qué sucede cuando son desechadas?

Bicicletas-ofo-abandonadas-descampado-China

Bicicletas abandonadas de las compañías de OFO y Mobike

Parece ser que, dentro del mercado español, las bicicletas que estén en buen estado se trasladarán a Francia, y el resto serán donadas a fundaciones. ¿Y cómo es posible que se desechen tan fácilmente? Aunque el coste de producción de estas bicicletas en China sea muy bajo, a simple vista, el abandono de todo este material parece una pérdida enorme de capital (además de un desastre medioambiental). Sin embargo, estas empresas siguen creciendo. ¿Cómo se asumen estas pérdidas?

Ofo está respaldado por Didi Chuxing, la versión china de Uber, y el gigante Alibaba. La compañía se fundó en 2014, pero ya está valorada en más de mil millones de dólares, con más de 20 millones de usuarios registrados. Los patrocinadores de Mobike incluyen empresas como Tencent, Sequoia, TPG, Hillhouse Capital, BOCOM International, ICBC International y la firma de gestión de activos Farallon Capital. Todos gigantes empresariales. ¿Cuál es el interés de estas grandes empresas en el negocio de las bicis compartidas, a pesar de las pérdidas? ¿Dónde se esconde la rentabilidad?

Para usar estas bicicletas, es necesario tener un smartphone. Lo que atrae a los inversores es la integración de los servicios de alquiler con Internet, el GPS y el pago móvil. La información que tienen sobre sus usuarios, cuándo usan las bicicletas, cómo las usan, qué rutas siguen… Es una fuente inmensa de datos (que nosotros previamente hemos autorizado al instalar la aplicación, con la política de privacidad), y eso sí supone una muy rentable fuente ingresos.

Siguiendo este esquema, no nos resulta tan extraño este crecimiento constante, el salto de estas empresas de país en país, y el posterior abandono masivo de bicicletas.

Bicicletas-ofo-abandonadas-descampado-China

Miles de bicis abandonadas en un descampado de la ciudad de Nanjing, al este de la provincial de Jiangsu

El fotógrafo chino Wu Guoyong retrata la magnitud de este problema. Sobrevolando con su dron varias ciudades chinas, captura la muerte lenta y descorazonadora de miles de bicicletas. Hileras interminables y montañas tan altas de “chatarra ciclista”, que sería necesario usar una grúa para llegar a la cima.

Aquí, un sobrecogedor tráiler del vídeo “No Place to Place”:

 

 

Por: Isis Mas

Por | 2018-08-09T11:47:03+00:00 agosto 9th, 2018|Categorías: Sin categoría|Sin comentarios

Deje su comentario