Nuevos recorridos de carril bici en Madrid

Llega agosto y, como es tradicional en Madrid, con él llegan las obras. Pero esta vez ¡Son obras que nos gustan! En los próximos seis meses, el Ayuntamiento ampliará ciclo carriles y carril bici en casi 8 kilómetros, en los distritos de Moncloa, Centro y Arganzuela, desde Legazpi hasta el Puente de los Franceses.

En principio, esta actuación de ampliación de carriles bici y ciclo carriles pretende aliviar la congestión de peatones y ciclistas en Madrid Río, ya que en su momento no se creó un carril bici separado del tránsito peatonal.

Será ciclocarril, es decir, compartido con el resto del tráfico, la Avenida de Valladolid, paseo Virgen del Puerto, paseo de la Florida y el primer tramo de paseo de los Melancólicos, y será carril bici segregado el paseo de Yeserías, paseo de la Chopera y en el segundo tramo del paseo de los Melancólicos.

Un paso más para, según la concejala Rommy Arce, «promover el uso de la bicicleta como medio de transporte urbano alternativo y reducir las emisiones contaminantes, en sintonía con el Plan A de Calidad del Aire de la Ciudad de Madrid y Cambio Climático»

En esta misma línea, este verano se van a asfaltar hasta 320 tramos de calles (incluyendo el pavimento deteriorado de Madrid Río), lo que supone una mejora en la seguridad para el ciclista, teniendo más carriles bici o ciclo carriles tal y como se reclamó en la “Bachefestación” (evento celebrado el pasado mes de abril desde la Coordinadora Ciclista de Madrid).

El carril bici del anillo verde ciclista también será reformado: firme en mal estado, falta de iluminación, señalización, indefiniciones del trazado… Queda pendiente, como señala la Asociación Pedalibre, la mejora en la zona del Wanda Metropolitano, donde el anillo se interrumpe unos 300 metros, y todo el arco norte, a su paso por los barrios de Montecarmelo y Sanchinarro, donde el carril cambia muchas veces de lado, lo que provoca que los ciclistas tengan que esperar el semáforo para cruzar, y prefieran circular por la calzada, abandonando el anillo.

Las técnicas municipales con Rommy Arce presentando el plan

Finalmente, en 2019 se actuará sobre la calle Alcalá, con un plan similar al que se está ejecutando en Gran Vía: reducir el espacio para el vehículo privado en favor del peatón, la bicicleta y el transporte público.

Como conclusión, creemos que aún queda mucho por hacer, pero Madrid está en camino de convertirse en una ciudad sobre dos ruedas.

 

Por: Isis Mas

Por | 2018-07-12T10:55:28+00:00 julio 11th, 2018|Categorías: Sin categoría|Sin comentarios

Deje su comentario