La verdad sobre las OFO bikes

Hace unos meses arrancó en Madrid un nuevo servicio de alquiler de bicis algo peculiar llamado Ofo Bikes. Este sistema, presente en varias ciudades del mundo, consiste en alquilar una bici mediante una app que geolocaliza la bici más cercana a ti sin necesidad de una estación donde aparcarla ni recogerla. Te indica dónde está, la coges y a pedalear.  La compañía china ya está analizando un futuro despliegue de bicicletas en Sevilla, Málaga, Granada y Valencia.

España es el 15º país del mundo en el que desembarca Ofo, que está abordando una agresiva estrategia de expansión global. La compañía cuenta en la actualidad con una flota de más de 10 millones de bicicletas en 180 ciudades del mundo y más de 200 millones de usuarios registrados.

Algunas ciudades han prohibido su uso por llenar la ciudad de bicis “tiradas” en la calzada sin ningún control, y en algunos ayuntamientos se echan las manos a la cabeza porque hace la competencia a los servicios de alquiler de bicicletas municipales y estorba tener bicis por toda la ciudad sin control.

En Madrid todo indicaba que la iniciativa no iba a tener ningún éxito, ya que la mitad de estas bicicletas son sin marchas (la otra mitad tiene 3 marchas) y muchas ya han sido vandalizadas. A ello hay que añadir que a veces es difícil encontrarlas en ciertas zonas de Madrid; la gente sólo las coge para bajar a una zona de la ciudad, pero no para subir. Aún así, como decíamos, el sistema cuenta con muchos usuarios y se ve que hay cierto uso.

Las bicis de Ofo y Mobike (ésta aún no está presente en España), son dos nuevas empresas que, en conjunto, han recaudado $ 2,2 mil millones de dólares de capital (1.782.008.052,00 €) y están valoradas en más de $ 4 mil millones de dólares (alrededor de 3.240.198.268,40 €). Sólo en China, cada una de estas empresas cuenta con entre 7 millones y 10 millones de bicicletas, con un promedio de 30-35 millones de recorridos hechos por día. Habiendo llegado a más de 100 ciudades chinas, ya se están expandiendo al exterior. A principios de 2016 ninguna de las dos firmas tenía una sola bicicleta en una vía pública. Las bicis amarillas de Ofo y las plateadas y anaranjadas de Mobike ahora se pueden encontrar en ciudades desde Adelaide hasta Londres, y desde Singapur hasta Seattle.

La mayoría de los sistemas de bicicletas compartidas de la ciudad, como el sistema Bicimad en Madrid, dependen de muelles fijos en las que deben aparcarse las bicicletas. Ofo y Mobike en su lugar fueron pioneros en una bicicleta “sin muelle” asegurada con un candado inteligente que se puede desbloquear con una aplicación de smartphone. Además, son más baratas que los sistemas de alquiler públicos. En Madrid, Bicimad cobra 25 € por la tarjeta de usuario y cada viaje cuesta 0,50 € por media hora de uso; el precio de alquiler con Ofo es el mismo, 50 céntimos cada media hora, sin embargo no hay ningún gasto en concepto de inscripción.

La empresa tiene menos costes ya que ahorran en infraestructura física, como estaciones y la calidad de sus bicis es inferior a las de Bicimad. Sin embargo, la razón principal por la que pueden pagar tarifas tan bajas es porque tienen abundantes fondos: en junio, Mobike recaudó 600 millones de dólares, gran parte de ellos de Tencent, un gigante de mensajería, juegos y pagos. (Qualcomm, un fabricante estadounidense de chips informáticos, realizó una inversión más pequeña este mes). En julio, Ofo recaudó 700 millones de dólares en una ronda de financiación liderada por Alibaba, una empresa de comercio electrónico y pagos.

Muchas startups que les han imitado se han hundido. El mes pasado Bluegogo, una empresa de alquiler de bicis en China con menor infraestructura que Ofo, quebró. Sus “escasos” 90 millones de dólares en fondos y 700.000 bicicletas no fueron rivales para los líderes del mercado. Otro operador cerró después de que el 90% de sus 1.200 bicicletas fueran robadas seis meses después de lanzarse su sistema. Muchas de estas empresas han sido financiadas con escaso análisis financiero por parte de los inversores.

Tampoco Ofo y Mobike son empresas rentables, aunque sus cuentas no paran de crecer. Según iResearch, una firma de investigación de mercado, el mercado chino de intercambio de bicicletas creció de 33 millones de yuanes (alrededor de 4 millones 200 mil €) a 3.900 millones de yuanes (casi 500 millones de €) en solo un año. Zhang Yanqi, cofundador de Ofo, cree que China podría soportar 300 millones de viajes diarios en comparación con los 60 millones de viajes actuales. Ambas firmas creen que las tarifas de alquiler por sí solas podrían convertirlas en negocios rentables si dejan de gastar en expandir sus negocios tanto interna como externamente.

No obstante, los verdaderos ingresos pueden venir de otras fuentes.

Al parecer, parte de las actividades de estas empresas consiste en una especie de logística de crowdsourcing que también genera ganancias, mediante la cual se pide a los usuarios que lleven consigo paquetes de mensajería a cambio de viajes gratuitos, o un pequeño pago por cada viaje realizado. Mobike ya incentiva a los usuarios a mover sus bicicletas a áreas de alta demanda de bicis ofreciendo incentivos de unos pocos yuanes. La publicidad en “placas publicitarias” dentro de las ruedas también es una apuesta prometedora. Estas empresas pueden acordar con las marcas ofrecer cupones de descuento en tiendas por hacer una ruta u otra. Mobike trabaja con McDonald’s y JD.com, una empresa de comercio electrónico, para hacer precisamente eso.

Sin embargo, los analistas están algo alarmados porque el valor principal podría provenir de los la venta de datos de los usuarios, especialmente empleados en asociación con Alibaba y Tencent. Las empresas de bicicletas compartidas ya son parte de los planes comerciales de sus inversores estratégicos. Ofo usa el sistema de calificación crediticia de Alibaba para permitir a los usuarios alquilar bicicletas sin depósito, por ejemplo. El principal inversor de la empresa Alibaba, el Señor Zhang, revela que “ya sabe cuánto gastan [los usuarios], dónde lo gastan y en qué lo gastan. Pero con nosotros tienen una idea muy clara de la actividad total de la gente “. Mobike afirma que no comparte datos sobre una base comercial con ninguna empresa de momento, pero si los ingresos son bajos por el alquiler de las bicicletas, tendrán que buscar otros medios para obtener ganancias.

Vistas las intenciones de estas empresas, más de uno se pensará si utilizar su sistema o no…

 

Fuentes: The economist, Bloomberg, Expansión

Por | 2018-02-14T17:46:27+00:00 febrero 14th, 2018|Categorías: Sin categoría|Etiquetas: , , , , , , , |Sin comentarios

Deje su comentario